Pique Nique: Picnics sostenibles en entornos idílicos de A Coruña con formato "tabla"

Pique Nique: Picnics sostenibles en entornos idílicos de A Coruña con formato "tabla"

Pique Nique: Picnics sostenibles en entornos idílicos de A Coruña con formato "tabla"

Dos amigas de la infancia se han lanzado a una aventura juntas con la que quieren potenciar el picnic en Galicia, con menús especiales para pareja o grupos que disfrutarán durante tres horas en entornos como la cala de As Margaridas o el parque de As Galeras de Oleiros
Amara Santos
Ofrecido por:

La escondida cala de As Margaridas y el parque de As Galeras en Oleiros (A Coruña) o incluso casas particulares, son los entornos en los que desde el pasado 18 de junio, Día Internacional del Picnic, se desarrollan este tipo de experiencias de la mano de Ana Blanco y Amanda de Diego, cofundadoras de Pique Nique. Su pasión por este tipo de comidas y aprovechando la tendencia actual del público que prefiere mayoritariamente actividades al aire libre, hicieron volar sus ideas hasta dar con este concepto cuya oferta gastronómica basan fundamentalmente en tablas (de ibéricos, quesos, vegana…), que acompañan con vinos o cervezas y variedades de postres.Pique Nique: Picnics sostenibles en entornos idílicos de A Coruña con formato Pique Nique: Picnics sostenibles en entornos idílicos de A Coruña con formato

El éxito del proyecto reside fundamentalmente en la buena sintonía de sus creadoras, que son amigas de la infancia. «La idea surge de un sueño y del reencuentro de dos amigas en el momento justo», comentan, a la vez que reconocen que pasaron un par de meses con «intensas jornadas» de trabajo para tener todo a punto. La experiencia está orientada a parejas o a grupos (un máximo de 10 personas), que pueden disfrutar de diferentes especialidades al aire libre durante un máximo de tres horas, aparte de que si sobra algo pueden llevárselo en un envase sostenible y ellas se encargan posteriormente de recoger todo.

La oferta puede completarse también con los productos de la empresa familiar en la que trabaja de Diego junto a su madre, Tatiana Riego, una marca conformada por originales joyas hechas con cristales de lámparas antiguas o bolsos hechos artesanalmente con máquinas de coser restauradas o de segunda mano. En este sentido, aquellos clientes que celebran ocasiones especiales como aniversarios o cumpleaños con un picnic, podrán añadir al pack también un original regalo que no dejará indiferente a la persona especial que quieran sorprender mientras disfrutan de esta especial velada.

Productos de kilómetro cero y servicio a toda la provincia

Blanco apunta que en Pique Nique fomentan la economía local y la colaboración con pequeños productores gallegos utilizando en los menús disponibles productos de kilómetro cero. El servicio está disponible para Coruña ciudad y en general alrededores de toda la provincia, aunque dependiendo del lugar puede conllevar un coste extra respecto de las tarifas fijas (100 euros por pareja y entre 35 y 40 por persona en los picnic de grupos).

Pique Nique: Picnics sostenibles en entornos idílicos de A Coruña con formato

Los interesados en reservar los picnic deberán hacerlo a través de un formulario que está disponible en la web de Pique Nique y se debe elegir fecha y hora (desde las 14:30 hasta las 17:00 horas), el número de personas y la localización. Además, las cofundadoras detallan que «están enfocadas al cliente final, pero la idea es organizar también eventos para empresas» y aclaran que los lugares en los que desarrollan esta actividad deben tener dos requisitos fundamentales: «privacidad y fácil acceso».

Actualmente, las responsables de Pique Nique van a añadir a su oferta un menú para parejas «más sofisticado» orientado a la celebración de ocasiones especiales, pero siempre conservando su «esencia de las tablas». En los menús para grupos las opciones pasan por tablas de quesos, ibéricos o verde (100% vegana), variedad de dulces, vino o cerveza y agua. Al margen, se pueden añadir extra como café, tortilla, empanada o tartas de cumpleaños, entre otros.

«Colocamos todo en tablas grandes, hacemos composiciones que son hasta cuadros casi con equilibrios de colores. La base son ibéricos como salchichón, chorizo o lomo, además de quesos», afirman, a lo que añaden que se acompañan estos «productos de primera calidad» con pan de cristal, picos italianos o dátiles, junto con dips para mojar en guacamole o hummus. Este formato también se aplica en la parte dulce con tablas de fruta cortada o bollería.

Para los que prefieran otras opciones diferentes a la popular Estrella Galicia, Pique Nique acompaña los menús de vinos blancos y tintos de Ladairo o algunos de «gama más alta» como Mar de Frades o Ramón Bilbao. A su vez, no se utilizan plásticos sino que todo está servido en una vajilla antigua de porcelana junto con copas y vasos de Duralex, que se caracterizan por su alta resistencia, y algunos palillos y tenedores de madera. A modo de mesa, se emplean palés o cajas de fruta que las cofundadoras de Pique Nique modernizan y transforman «para conseguir un picnic de ensueño».

«Eventos Pique Nique» y planes B ante el mal tiempo

Blanco y de Diego son una fábrica de ideas y tienen en mente lanzar próximamente lo que denominan «eventos Pique Nique», unas actividades que llevarán a cabo al aire libre en jardines privados y que están orientados sobre todo a jornadas de empresas. Otras opciones que contemplan son, por ejemplo, las «bodas Pique Nique», que según Blanco se basarían en «varios picnic en un mismo espacio para un grupo pequeño de invitados».

«El picnic no es algo muy arraigado en A Coruña y nosotras lo estamos introduciendo poco a poco», reconocen con orgullo, a la vez que destacan que «debido a la inestabilidad del tiempo» se han preparado para planes B en el caso de que el día no sea el ideal para comer al aire libre. Esta opción alternativa se basa, sobre todo para los días de «orballo» en soluciones como un toldo impermeable con suelo impermeabilizado y aislado, algo que si llueve con intensidad ya no sería posible, por lo que se ofrece la posibilidad de aplazar la cita para el picnic avisando con 24 horas de antelación o más.

Según las responsables del proyecto, «las reservas marchan a buen ritmo» y en los escasos dos meses que llevan de actividad ya han organizado alrededor de cinco picnic, a los que se unen reservas que ya han llenado este fin de semana y otras programadas para la semana que viene. Una de las más especiales la tendrán a finales de agosto con un grupo de chicas que hasta ha contratado una banda de música para la ocasión, aparte de que otros de los clientes han sido una familia venezolana que vive en Londres y quería hacer algo diferente o unas amigas que se reencontrarán la semana que viene tras un año sin verse.

«Gente de Galicia reserva nuestro servicio porque vienen invitados de fuera de la comunidad y consideran el picnic una experiencia muy atlántica en un entorno privilegiado», concretan. «Queremos mostrar la capacidad que tenemos de versionar el picnic tradicional y fomentar el estar en exteriores», admiten las cofundadoras de Pique Nique, que invitarán a poner «un picnic en su vida» a multitud de personas dentro de unas semanas, ya que están valorando presentar su experiencia en surf camps o pazos y así «darle una nueva perspectiva».

TEMAS:
emprendedores