Alba Calderón, la estudiante de Deusto que compagina la Psicología con su propia firma de joyas

Alba Calderón, la estudiante de Deusto que compagina la Psicología con su propia firma de joyas

Alba Calderón, la estudiante de Deusto que compagina la Psicología con su propia firma de joyas

MADA MARÍN

Alba Calderón estudia Psicología y PEPO (Psicología de Especialización de las Organizaciones) en la Universidad de Deusto, aunque sus primeros pasos en su camino hacia el emprendimiento han surgido en un ámbito completamente opuesto al de esta disciplina académica. Compagina sus estudios sobre la psique humana con la creatividad, que desarrolla dentro de su firma Lulina´s, una nueva apuesta dentro del panorama de la moda actual. Su competencia es la bisutería, elaborada en plata de ley 925 y en plata bañada en oro, y centrada en un estilo moderno y sofisticado para llevar tanto a diario como en ocasiones más especiales.Alba Calderón, la estudiante de Deusto que compagina la Psicología con su propia firma de joyas Alba Calderón, la estudiante de Deusto que compagina la Psicología con su propia firma de joyas

Fue a finales de 2019 cuando esta santanderina residente en Bilbao se planteó por primera vez crear una pequeña empresa. Como otros muchos jóvenes con ansias de emprendimiento, el confinamiento concedió a Alba el tiempo y las alas necesarias para echar al vuelo el proyecto que desde hacía meses tenía perfectamente bocetado en su cabeza. Con tan solo 20 años se lanzó a la aventura empresarial, admitiendo que al principio le invadieron las dudas y las inseguridades propias de quien se abre paso en un nuevo camino, acentuadas por una época de pandemia cuajada de incertidumbre a nivel mundial. «Nunca he recibido ningún tipo de educación, ni respaldo alguno que me guiara o asegurara algún tipo de éxito», afirma. Pero eso nunca la detuvo y ahora puede presumir de sacar adelante con esfuerzo y dedicación un pequeño sueño que se hace grande poco a poco.

Comenzó a informarse en lugares especializados, a buscar proveedores y, gracias al apoyo incondicional de sus padres, consiguió empezar a vender sus accesorios. Al principio, sus primeros clientes fueron familiares, amigos y allegados, hasta que puso en marcha su propio plan de expansión a través de las redes sociales y las ventas se dispararon. «Me puse en contacto con personajes públicos que tenían un número de seguidores considerable grande para que pudieran lucir mis joyas. Muchos se mostraron reacios, pero otros pusieron su granito de arena y compartieron los accesorios de Lulina´s en sus respectivos perfiles», nos cuenta Alba orgullosa. Actualmente, Instagram es la fuente principal de sus ventas, donde podemos ver un cuidado 'feed' acorde con la filosofía de la marca. Además, también se puede acceder a sus novedades y a la compra online a través de la página web que Alba también ha creado de forma autodidacta.

Alba Calderón, la estudiante de Deusto que compagina la Psicología con su propia firma de joyas

Actualmente, existen 36 modelos disponibles, entre pulseras, collares, anillos y pendientes, cuyos precios oscilan entre los 8,50 euros que cuesta, por ejemplo, un original 'earcuff' en forma de serpiente, hasta los 36 euros que valen unos elegantes pendientes de plata bañada en oro rematados por un cuarzo violeta. Sus propuestas son actuales, discretas y fáciles de llevar, mayoritariamente doradas, en las que se añaden pinceladas brillantes y de color.

Lulina´s tiene un fuerte arraigo familiar, no solo por el apoyo que dieron a esta joven empresaria sus padres hasta lograr impulsar el proyecto, sino por la esencia del proyecto en sí. El propio nombre de la firma esconde tras de sí un emotivo significado para esta futura psicóloga y joven empresaria. 'Lulina' era el apelativo cariñoso con el que el abuelo de Alba llamaba a su abuela, una mujer matriacal y fuerte que se convirtió en uno de los grandes pilares de su vida. Una persona que siempre vio a Alba como una niña llena de capacidades y con un gran potencial para conseguir todo aquello que se propusiera en la vida. 'Lulina' era la primera en enterarse de sus logros y nunca dudó en que llegaría lejos. Por eso, en sus primeros pasos hacia el éxito, Alba ha querido rendirle honor de una manera tan especial, poniendo su nombre a su primer proyecto vital y llevando por bandera el lema «Celebra tus propias victorias, porque nadie más entiende cuánto te costó alcanzarlas», que tanto le recuerda a ella. Allí donde esté, seguro que sigue celebrando sus triunfos.

Temas

Moda
Tendencias