Camas balinesa, cerveza de caldo de pollo y servicio de habitación: así son los hoteles de cinco estrellas para perros y gatos

Camas balinesa, cerveza de caldo de pollo y servicio de habitación: así son los hoteles de cinco estrellas para perros y gatos

Camas balinesa, cerveza de caldo de pollo y servicio de habitación: así son los hoteles de cinco estrellas para perros y gatos

Imagina terminar el año en un resort de alta gama rodeado de todo lujo de detalles. Que te den un exquisito trato para que tu estancia sea única e inolvidable. Una habitación de altísima calidad, el mejor colchón, un entorno increíble, rutas personalizadas y la posibilidad de vivir cada día una experiencia fascinante. Ahora que tu cerebro hedonista habrá sobrepasado cualquier expectativa, llega la gran sorpresa: toda esa fantasía tenía como destinario tu perro.

¿Qué es el lujo para él?

Los animales lo tienen muy claro: el placer en toda su amplitud y sin dejar que escatimes en nada. Suntuoso puede ser pasar la noche en un hotel especializado en ozonoterapia y aromaterapia, como Tiny Dog. Este complejo marbellí de cinco estrellas ofrece también siestas en cama balinesa o entrenamientos personales en cinta, por citar algunos de sus servicios. Igual de ostentoso es rodearse de un entorno natural, con lagos, parques arbolados y grandes espacios abiertos en los que gozar con absoluta libertad. Es algo que se puede encontrar en Happycan, otro alojamiento deslumbrante en San Agustín de Guadalix (Madrid).

Los hoteles de lujo caninos se han sumado al universo de las mascotas, una industria que factura en España 2.000 millones de euros al año, según Iberzoo+Propet, la feria del sector que se celebra cada año en Ifema. De esa cifra, la mitad se va a alimentación y productos de higiene, 300 en la adquisición de animales y 700 en clínicas, hoteles para perros, paseadores, peluquerías y adiestradores.

De dueño sibarita, perro exquisito

Ese dicho popular de que perro y hombre acaban pareciéndose no se les escapa a las marcas de lujo y cada vez más aprovechan el boom para ofrecer todo tipo de productos y complementos acordes con el glamour de su dueño. Hablamos de bolsos de transporte de Louis Vuitton, camas de Versace o joyas de Tiffany&Co para sorprenderle el día de su cumpleaños.

Con este escaparate, el escritor Lord Bryon debería levantar la cabeza y recapacitar su idea de que el perro posee belleza sin vanidad y todas las virtudes del hombre sin ninguno de sus vicios. Y no solo el perro. Cualquier animal de compañía puede acostumbrarse sin problema a los gustos sibaritas de su dueño y es una de las cosas que sorprenden al llegar al resort de cinco estrellas Vive Pet Resort, en Las Rozas (Madrid). Aunque los canes son sus clientes más habituales, admite también gatos, serpientes, conejos, roedores y cerdos. No pasean por sus instalaciones con albornoz ni pantuflas bordadas con sus iniciales, como quizás lo harían sus dueños, pero por su aspecto se diría que están pasando una estancia muy confortable.

La piscina es una de las estancias más agradables para los perros.Vive Pet Resort

Camas balinesa, cerveza de caldo de pollo y servicio de habitación: así son los hoteles de cinco estrellas para perros y gatos

Su gerente, Sandra Vela, fue la primera que se sorprendió con la demanda de este tipo de servicios cuando ideó su proyecto, hace cuatro años. El complejo tal y como es hoy se inauguró en marzo de 2020 y no deja de crecer, tanto en instalaciones como en servicios. "El éxito -dice- está en adaptarse a los deseos del dueño y, sobre todo, de nuestros huéspedes, los animales. Siempre están acompañados por un cuidador, que les dedica todo tipo de mimos y cuidados en cuanto a ejercicio, juegos, alimentación o cualquier otra necesidad, siguiendo y respetando sus rutinas habituales".

Nos explica que el personal se desvive por atender los deseos de estos peculiares visitantes. "Además de contar con asistencia veterinaria las 24 horas, todos los cuidadores son profesionales del mundo animal, desde auxiliares veterinarios a educadores caninos. Esto es lo que nos permite dar un trato exclusivo con una atención que es vocacional".

El precio de descansar a cuerpo de can

Por 30 euros la noche, el perro dispone de una habitación, que puede ser individual o compartida, a gusto del consumidor, con cama acolchada, juguetes, comedero, aire acondicionado o calefacción, según la temperatura, y servicio de limpieza dos veces al día. "Las tarifas varían cuando se trata de otro tipo de animales. Un gato, por ejemplo, paga 25 euros por noche. Si la estancia es larga, hay descuentos. También se puede solicitar únicamente servicio de guardería, por 15 euros el día o 10 si es media jornada", indica Sandra.

La carta de servicios en este hotel de lujo para sí la querría cualquiera de los dueños. Hay gimnasio, peluquería y spa, baños relajantes, cortes de pelo, ozonoterapia y bañoterapia con productos específicos para tratar posibles problemas de piel. Destaca también el centro de educación canina dentro de sus instalaciones para diagnosticar problemas de comportamiento y aplicar un plan de modificación de la conducta a través del refuerzo positivo. Igualmente, ofrecen rehabilitación para mascotas con trastornos musculares o recién salidos de una operación para recuperar una movilidad correcta.

¡Marchando una cerveza!

Después de una jornada de intensa actividad, el perro recupera energía con un botellín de caldo de pollo.Vive Pet Resort

No habrá huéspedes más agradecidos en un hotel de cinco estrellas que los animales de compañía. No protagonizan escenas tan descabelladas como las de Ava Gardner, a quien invitaron a salir del Ritz por su tendencia al sexo y al alcohol. Tampoco podrá sacarles nadie los colores por haber robado esas cosas que con tanta frecuencia desaparecen de las habitaciones humanas con precios prohibitivos: cosméticos, artículos de tocador, toallas, piezas de la vajilla, secadores de pelo o almohadas. Un perro tampoco fumará en la cama ni habrá riesgo de que el recinto acabe en llamas. Y no hará las peticiones excéntricas de los millonarios, como alfombrar el suelo de pétalos de rosas o decorar la habitación de un color especial.

Tratándose de animales, los caprichos que más nos pueden chocar se quedan en singularidad. Hay gente que reserva más de una plaza para que su mascota duerma tranquila o que llama para organizar un cumpleaños. Por festejar, se festejan hasta bodas caninas. Para saber más, lo mejor es pasarse porsu propio Beach Dog Club, un lugar diseñado para que perro y dueño puedan compartir un rato divertido e incluso inmortalizarlo con una sesión de fotos. Cuenta con una piscina de agua salada con escalones y rampa adaptada para que los animales puedan entra y salir. Una vez limpio con una ducha de agua dulce, estará listo para pasar al Bar Perruno, donde se podrá relajar en un cómodo sofá y disfrutar de una cerveza. Cortesía de la casa. Antes de despertar suspicacia, Sandra nos aclara que el contenido del botellín es caldo de pollo.

MÁS